Posted by admin | GATOS
COMPARTIR

TOXOPLASMOSIS

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa ocasionada por el protozoo Toxoplasma gondii, un parásito que puede vivir dentro de las células de los seres humanos y de los animales, sobre todo gatos y animales de granja.

Ante la noticia de un embarazo y el hecho de tener un gato en casa, surge la gran duda: ¿Debo deshacerme de mi gato? La trasmisión transplacentaria, es decir, de madre a hijo, ocurre cuando la madre es infectada por el parasito durante el embarazo.  El contagio y la gravedad del mismo dependen de qué periodo del embarazo se encuentre la madre, siendo el primer trimestre la fase de más riesgo. Posteriormente, la probabilidad de contagio y sus síntomas disminuyen.

Sin embargo, no nos alarmemos. El contagio no ocurre con simplemente convivir con un gato, es necesario que haya un contacto directo con las heces de un gato infectado, o sino, de forma indirecta, por el consumo de carnes mal cocinadas, frutas y verduras mal lavadas y la ingestión de agua contaminada.

Es recomendable que la embarazada evite el contacto directo con las heces de gatos, evite el consumo de carnes crudas o poco hechas y lave bien las frutas y verduras antes de consumirlas. La higiene personal también es muy importante, lavarse las manos antes de las comidas y después de recoger las heces de los gatos son métodos de prevención.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *