Querid@s amig@s de los gat@s, hoy comenzaremos con una carta de un gatito bebé recién llegado a su nuevo hogar:
               Déjame libre y obsérvame dónde me escondo y refugio los primeros días.Aún no os conozco y no sé qué va a pasar.Tengo miedo a lo nuevo y desconocido.
               En unos días me habituaré a vuestras rutinas diarias.Encontraré el bebedero, el comedero y el arenero a mi gusto.Me gusta comer lejos del arenero y, en solitario.El agua me gusta fresquita y sin motitas de polvo.En verano, si le añadís un hielo, me encantará jugar con él y beberé el agua más fría.
               Aprenderé muy rápido a jugar.Me gustan los juguetes livianos y coloridos.Las cañas son de mis preferidos.Y, no dejaré de jugar nunca ni cuando sea un gato adulto o mayor.Me encantan las carreras.Las cajas de cartón también son un entretenimiento para mí, y, un buen lugar para esconderse.
               Necesitaré muchas caricias amables y tranquilizadoras.Mi sociabilización es una mezcla entre mi relación con mi madre y mis hermanos; y, después con los humanos.Si no tolero bien el contacto físico me gustaría que me enseñaseis a que es algo bueno y agradable.Si os bufo seguid intentándolo hasta que entienda que es algo bueno.
               En cuanto vaya creciendo me entrará la curiosidad de subir a los sitios “altos”.Si tengo un rascador cerca de una ventana, será un lujo para mí.Pasaré horas “oteando” a la calle observando a los vecinos, transeúntes, algún pájaro…
               Seré muy feliz con pocas cositas.Graciñas por vivir conmigo.
ANA BELÉN RODRÍGUEZ